martes, 2 de marzo de 2010

el celular Nokia E75




Nokia ha conseguido posicionarse muy bien en el segmento de terminales profesionales con móviles que, sin descuidar las aplicaciones de mensajería y correo electrónico, consiguen ser también buenos teléfonos para el ocio del fin de semana. Al exitoso Nokia E71 viene a sumarse ahora este Nokia E75, un móvil con distinto factor de forma y teclado deslizante qwerty que aporta muchos detalles interesantes como la integración del servicio Nokia Messaging o el acceso gratuito a mapas de todo el mundo con Nokia Maps.

Lo primero que llama la atención del Nokia E75 nada más cogerlo es su teclado. Todo el frontal del teléfono se desplaza a la derecha para descubrir un teclado qwerty espacioso y cómodo al tacto, incluso para los usuarios con manos grandes y dedos poco puntiagudos. El teléfono es más alto y fino que los terminales orientados a correo convencionales (111,8 x 50 x 14 x 4 mm) pero resulta cómodo de manejar y de llevar en el bolsillo, aunque su peso es algo mayor que la media (139 gr).




Aparte del teclado deslizante, el Nokia E75 cuenta con la distribución habitual de botones de los Nokia. La única salvedad son los comandos de menú y borrar, que se han integrado en sendas teclas dobles junto a los de colgar y descolgar y resultan un tanto difíciles de pulsar hasta que te acostumbras. En los laterales se aprecian los controles de volumen, cámara y modo silencio, y la ranura para tarjetas de memoria.

Carga y baterías.

La entrada para auriculares, en la parte superior es un jack universal de 3,5 mm, lo que nos deja vía libre para conectar los cascos que más nos gusten sin problemas. El sistema de carga sigue siendo el universal de Nokia pero han incluido una entrada MiniUSB por la que, además de transferir datos, también se pueden recargar las baterías. Una valiosa incorporación para no tener que andar buscando cargador en la oficina. La batería del teléfono es una Nokia BL-4U de 1.000 mAh que aguanta 5,4 horas en conversación GSM, 4,2 horas en 3G y 11 días en espera con el WCDMA activo.

Pantalla.

La pantalla del terminal puede dejar fríos a los que estén acostumbrados a un móvil inteligente táctil pero no es pequeña. Mide 2,4 pulgadas con resolución QVGA (320×240). Al no ser táctil, se nota una respuesta bastante más rápida de las aplicaciones y los menús, al menos bastante más rápida que la de terminales como el Nokia Xpress Music. El Nokia E75 dispone de unos escasos 50 Mb de memoria interna más una ranura para tarjetas MicroSD de hasta 16 Gb. Eso sí, el teléfono viene con una memoria de 4 Gb para que podamos empezar a operar sin líos.





¿El rey del correo móvil?

Como no podía ser de otra manera en un teléfono de la familia empresarial de Nokia, el E75 destaca por su flexibilidad a la hora de gestionar mensajería. El terminal incluye una suscripción de por vida al sistema de push e-mail Nokia Messaging (que con otros teléfonos se paga través de la operadora, pero se paga).

En la práctica, lo que hace este servicio es autoconfigurar el correo electrónico conectándose a los servidores de Nokia donde se almacenan datos de más de 2.000 proveedores de Internet. La mecánica no puede ser más sencilla. Simplemente introducimos nuestra dirección de e-mail y contraseña de acceso y ¡voilá!. En unos segundos comienzan a llegarnos los primeros correos que haya en nuestro buzón.

El sistema permite configurar hasta 10 cuentas de correo de cualquier tipo. Da igual que sea Hotmail, Gmail, correo de la empresa a través de Microsoft Exchange, AOL o un proveedor local español. Una vez configurado, nos crea un nuevo icono de buzón y a funcionar. La aplicación nos permite un buen nivel de personalización de las vistas o la manera de recibir y enviar mensajes. En cuanto al coste, Nokia Messaging no nos costará nada más que el tráfico de correos que mantengamos según el operador y nuestra tarifa de datos.





La oficina en el bolsillo.

Aparte de conectarnos bién y rápido con el mundo, el Nokia E75 viene con un año de suscripción gratuita al servicio Files on OVI de Nokia. Este servicio permite acceder de forma remota a los contenidos de nuestro PC con un límite de hasta 1 Gb de información. Files on OVI funciona aunque nuestro PC esté apagado y se actualiza de forma automática en el servidor mediante una pequeña aplicación cliente que instalamos en el ordenador. El servicio nos permite llevarnos la oficina puesta. Más aún si tenemos en cuenta que el terminal lleva integrado el lector de documentos PDF, la suite Quickoffice para documentos de Word o Excel, entre otros, así como un descompresor de archivos
.
Cierran las aplicaciones, el GPS integrado con tres meses de licencia de navegación y la cartografía de Iberia. Esto no quiere decir que al de 90 días nos quedemos sin mapas. Simplemente que si, después de ese tiempo, queremos hacer navegación GPS en tiempo real y con voz tendremos que abonar el servicio. El GPS y Nokia Maps nos garantiza acceso a mapas y a poder hacer rutas, aunque luego no nos lo digan de viva voz. Lo cierto es que, en este sentido, el Nokia E75 equivale a llevar un callejero del mundo en el bolsillo sin coste adicional.





También para el ocio.

Repasadas las prestaciones más orientadas al trabajo, hay que decir que el E75 no se queda corto en extras orientados al ocio. La cámara ofrece 3,2 megapíxeles (2.048×1.536) con autofocus y flash LED. También graba vídeo en VGA (640×480). El terminal dispone de radio FM, reproduce MP3 que podemos descargarnos remotamente de nuestro ordenador mediante Files on OVI y es el primer terminal de la serie E en llevar preinstalada la plataforma de juegos N-Gage.

Además, el teléfono dispone de una opción de modos de pantalla configurables por el que podemos pasar con un click del modo trabajo al modo ocio. Y así tener ambas facetas bien separadas. Cada modo puede usarse para recibir mensajes de distintas fuentes y tener las aplicaciones ordenadas a nuestro gusto.
Por lo demás, el Nokia E75 es un terminal cuatribanda con conectividad HSDPA clase 6 (hasta 3,6 Mb), Wifi 802.11 b/g y Bluetooth 2.0 con audio estéreo A2DP.

Precio y fecha de lanzamiento.

Posiblemente no sea el terminal más bonito o fardón del mercado, pero es uno de los más eficientes. Este Nokia E75 se podrá encontrar en España a partir del próximo 23 de abril. Y quien quiera hacerse con él, sin tener que atarse a ningún operador telefónico, tendrá que pagar 440 euros.

Lo mejor.

El sistema de configuración push e-mail Nokia Messaging es una bendición. Es sencillo a más no poder, rápido y compatible casi a nivel universal. Por otra parte, los modos de pantalla de inicio personalizables y el abanico de extras convierten al E75 en un teléfono perfecto también para el tiempo de ocio.
Se puede mejorar.
Aunque eficiente, el diseño del E75 no es para tirar cohetes. Por otra parte, al no tener pantalla táctil, navegar por páginas web es un poco tortuoso.


No te lo puedes perder

© Planeta digital
Maira Gall