jueves, 23 de septiembre de 2010

Redes sociales te dan mas estrés

3927013


Estar continuamente conectado a través de medios sociales, como Facebook, Twitter o sistemas de mensajería instantánea pueden incrementar el estrés, deteriorar las relaciones personales e incluso causar trastornos del sueño, según un estudio realizado recientemente por la Universidad de Harrisburg, Pensilvania, Estados Unidos.

Para hacer la investigación, la institución prohibió el uso de las redes sociales más conocidas y otros medios durante una semana. Al término de la investigación, los expertos concluyeron que la tecnología había estado ocultando algunas trampas.

"Los estudiantes se dieron cuenta de que los medios sociales, especialmente Facebook y la mensajería instantánea, si no se usan de manera apropiada, pueden adueñarse de sus vidas", dijo Eric Darr, decano de la facultad.

La universidad, de 800 estudiantes, decidió imponer una prohibición para el acceso a estos sitios de internet para observar cómo afectaba la tecnología la vida de los estudiantes y del profesorado.
La mayoría de los alumnos cumplieron con el experimento de una semana de duración, realizado durante un mes y algunos descubrieron que la tecnología podía controlar sus vidas.

Darr citó a un estudiante que sentía la necesidad de entrar en Facebook 21 horas al día y bloqueaba la entrada de nuevas publicaciones entre las dos y las cinco de la mañana para dormir un poco.
"A mí me suena a adicción", dijo Darr, impulsor del apagón tecnológico que se aplicó mediante el bloqueo del acceso de los medios sociales a la dirección IP (Protocolo de Internet, por sus siglas en inglés) de la universidad.

Darr reconoció que los alumnos y profesores que sentían la necesidad de alimentar su adicción a los medios sociales podrían haber continuado haciéndolo a través de sus teléfonos móviles avanzados, pero dijo que la mayoría había obedecido y que algunos estaban gratamente sorprendidos con lo que habían descubierto.
"La mayoría de los estudiantes se comportaron como los fumadores que se escapan después de clase para fumar", señaló el académico.

"Querían escabullirse para mirar cosas en sus (teléfonos) smartphones", agregó.

Pero algunos de ellos descubrieron que se sentían menos estresados al no contar con la posibilidad de leer constantemente los estados de sus amigos en Facebook y ver que disponían de más tiempo para hacer otras cosas.

Otros alumnos se vieron a sí mismos más dispuestos a encontrarse en persona con otros estudiantes o profesores con los que normalmente sólo se comunicaban a través de los medios sociales.
La estudiante Amanda Zuck dijo que no utilizaba mucho Facebook, pero que al principio estaba un poco molesta por no poder utilizar la página web.

El proyecto permitió a todos los miembros de la universidad reflexionar sobre la manera en la que los medios sociales afectaban a sus vidas.

"Sólo deteniéndonos y prestando atención podemos entenderlo. Podemos incluso no ser conscientes del importante papel que juegan los medios sociales en lo que hacemos y en cómo lo hacemos", agregó.
Harrisburg es la primera universidad que dirige un experimento como este, que probablemente no sería posible realizar en instituciones académicas más grandes y con una infraestructura más compleja, según Darr.
El proyecto originó las protestas de algunas personas, que enviaron correos electrónicos argumentando que se estaba infringiendo su libertad de expresión, agregó el decano.

Aunque los resultados del estudio aún están siendo analizados, parecen concluir que los medios sociales deberían utilizarse como el antiguo modelo de comunicación interpersonal.

"Combinar los encuentros personales con las relaciones a través de Facebook es probablemente el camino correcto", concluye Darr.

No te lo puedes perder

© Planeta digital
Maira Gall